Estrategias

La evolución que el narcotráfico como actividad ilícita ha experimentado, se manifiesta de diversas formas afectando importantes espacios de la estructura social y en la mayoría de los casos se vincula con problemas de seguridad pública, generando desequilibrios en el funcionamiento social.

Para responder a esta situación, se requiere diseñar estrategias cuya aplicación genere resultados contundentes y que siendo firmes brinden la posibilidad de reorientar las acciones de acuerdo al rumbo que presente la evolución del fenómeno.

Las estrategias que México adopta para atender la farmacodependencia y el narcotráfico se fundamentan en la política establecida para tal efecto y parten de la premisa de considerar el fenómeno como un proceso cíclico que debe combatirse en todas sus manifestaciones y de manera integral con el propósito de lograr su desarticulación.

En este contexto, la estrategia global antidrogas considera como elementos indispensables: un enfoque integral a la atención del problema por parte del Estado; desarrollar labores de inteligencia en el más amplio sentido; promover la corresponsabilidad y la participación de la sociedad en una tarea que involucra a todos desde distintos ángulos; fortalecer acciones de prevención y de rechazo a las drogas; continuar con la especialización de las estructuras del Estado y de manera complementaria, impulsar el desarrollo y la incorporación de tecnología de punta; así como adecuar permanentemente el marco jurídico aplicable a los delitos contra la salud y conexos en congruencia con la estricta aplicación de una política de comunicación social adecuada.

Enfoque Integral de Atención. Se reafirma la vigencia estratégica de atender simultáneamente la prevención y control de la demanda y de la producción, combate a la oferta y cooperación internacional, ya que son los mecanismos cuya aplicación conjunta permite la consecución de los objetivos de este Programa.

En el ámbito de la producción de enervantes a través del Programa se plantea el desarrollo de políticas para la conformación de planes estratégicos a mediano y largo plazo a fin de complementar las acciones de erradicación; enfatizando el combate a la pobreza con acciones de fomento productivo y apoyos diferenciados, adecuados a la potencialidad de cada región y a las características de los productores rurales.

Inteligencia. Actualmente las labores de captación de información en la materia se realizan conforme a las atribuciones propias que cada institución tiene. A fin de concretar los esfuerzos de integración que se han venido realizando, es necesario consolidar un sistema interinstitucional de Inteligencia en materia de narcotráfico y delitos conexos, a fin de evitar duplicidad de funciones, hacer más eficiente la utilización de recursos y generar orientaciones de investigación mediante una distribución proporcional al número de elementos que participan en estas labores.

Corresponsabilidad y Participación Social. El desarrollo del fenómeno ha demostrado a lo largo de los últimos años la facilidad de adaptación a los esquemas que el gobierno implementa de manera permanente para su combate, de ahí la importancia de que los tres niveles de gobierno tengan una participación activa y coordinada en la atención y control de sus diversas manifestaciones.

La atención del fenómeno en tanto amenaza a la seguridad nacional, poniendo en alto riesgo a la población, no es atribución exclusiva de un sector (público, social o privado), en este sentido, la coordinación y concertación a través de la participación decidida de la familia como núcleo básico de la sociedad, los individuos, las instituciones y organizaciones, son elementos prioritarios para atacar todas las vertientes del problema.

Fortalecimiento de la Prevención. Los mecanismos de prevención se orientan en un primer nivel a la implementación de modelos educativos de prevención, con el objeto de evitar que las nuevas generaciones sean futuras consumidoras de sustancias y, en un segundo nivel, a ampliar los servicios de cobertura, atención y rehabilitación de los farmacodependientes, a fin de lograr que toda aquella población considerada en riesgo de incorporarse al consumo de drogas tenga la posibilidad de acudir al mecanismo de atención que requiera, tanto a nivel local como nacional.

Especialización de las Estructuras del Estado. Para enfrentar al narcotráfico y la farmacodependencia es necesario consolidar el desarrollo de las estructuras del Estado que se aboquen, desde su ámbito de competencia, a su prevención, control y abatimiento.

Fomentar la especialización técnica y la profesionalización de quienes participan en esta responsabilidad es una estrategia que permitirá el desarrollo de programas, proyectos y operaciones desde una plataforma de información objetiva y prospectiva, en consecuencia la toma de decisiones tendrá un grado de factibilidad mayor.

Desarrollo Tecnológico. Para atender las adicciones la investigación científica forma parte de las prioridades del sistema de salud. Conocer los factores de riesgo y las consecuencias de las adicciones desde la perspectiva social y clínica, sólo se puede realizar con recursos idóneos, por lo que las instituciones y los organismos que se abocan a la atención del problema deberán sumar sus esfuerzos al desarrollo de técnicas y equipos apropiados, así como metodologías que aporten percepciones objetivas del problema y propongan soluciones basadas en el conocimiento científico.

Las instituciones que participan en el combate al narcotráfico también deben incorporar tecnología de vanguardia, además de sumar los recursos de las corporaciones mediante operaciones coordinadas y desarrollar metodologías para la investigación judicial, indagaciones periciales y para el desarrollo de actividades de inteligencia.

Adecuación del Marco Jurídico. Durante el ejercicio de las acciones en contra del problema de las drogas, se han logrado realizar en gran medida las adecuaciones a diversas disposiciones de carácter legal, lo que ha permitido la consecución de objetivos planteados a través de la ejecución de programas específicos en materia de procuración de justicia y en particular para el control de los delitos contra la salud. Sin embargo, es necesario vincular todos aquellos aspectos que posibiliten sumar los requerimientos de operación de los sectores social y privado.  

Es necesario revisar, evaluar y actualizar permanentemente la legislación, ya que constituye una estrategia privilegiada que permite acciones más eficientes en el combate al narcotráfico, la delincuencia organizada y los delitos conexos, desde una perspectiva integral.  

Un marco jurídico adecuado facilita la creación de mecanismos ágiles de cooperación para el control de drogas, amplía los medios, estructura sistemas de vigilancia y logra que las acciones de procuración de justicia con apego a los derechos humanos sean más contundentes.

Comunicación Social. Es fundamental, como parte de la política nacional para el combate al narcotráfico, mantener una comunicación efectiva entre gobierno y sociedad, la cual deberá estar sustentada en un proyecto previamente consensuado con los representantes de todas las dependencias que participan en la ejecución del Programa Nacional para el Control de Drogas.

Resulta prioritario diseñar e impulsar la aplicación de mecanismos claros y preestablecidos en lo relacionado con la difusión integral de información en la materia, que cubra ampliamente los aspectos de prevención, así como todos aquellos que constituyen parte fundamental de la política para el control de drogas en México.

 

ESTRATEGIAS PARA EL COMBATE INTEGRAL AL NARCOTRÁFICO

 

INCORPORACIÓN DE AVANCES TECNOLÓGICOS Y RESULTADOS DE INVESTIGACIONES ESPECÍFICAS

PARTICIPACIÓN DE LOS TRES NIVELES DE GOBIERNO

DESARROLLAR UNA POLÍTICA DE COMUNICACIÓN SOCIAL PARA DIFUNDIR LOS ESFUERZOS DE LA MATERIA

COORDINACIÓN INTERINSTITUCIONAL

ESPECIALIZACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE DE LOS RECURSOS HUMANOS

Galería de Fotos:        
1| 2| 3 | 4 | 5

 

<< regresar

Última modificación :
Martes 10 Agosto 2010 a las 10:15
Política de privacidad

Av. Paseo de la Reforma #211-213 Col. Cuauhtémoc, Deleg. Cuauhtémoc

Distrito Federal CP. 06500, T. (55) 5346-0000

Comentarios sobre este Sitio de Internet